FANDOM


FiannaYggdrasil

Fianna Yggdrasil, Shinigami del 4º Escuadrón.

Introducción Editar

Fianna Yggdrasil es una Shinigami raso dentro del Cuarto Escuadrón en el Gotei 13, cuyo capitán actual es Ryo Kawamoto.

Apariencia Editar

Fianna es una shinigami de estatura normal ante la edad que aparenta pues unos 1,60m de altura es lo que mide y pesa aproximadamente 60kg. Sus cabellos son largos y blancos como la nieve, sus ojos son de color azul marino y su piel es más blanquecina de lo normal, es de complexión media y aparenta unos 16 años aproximadamente.

Personalidad Editar

Se trata de una chica con un carácter serio que rara vez sonríe y que habla porque debe dar indicaciones a los shinigamis que trata, sino probablemente no hablaría muy a menudo.

Por lo general es amable aunque por su cara nadie lo diría ya que aparenta ser alguien apático. Aun con eso, suele tratar bien a sus pacientes y a la gente aunque eso no quita que cuando alguien le canse mucho, sea más brusca o más fría de lo normal. El trato con sus superiores es más formal que con el resto de la gente aunque por lo general se mantiene inexpresiva prácticamente todo el rato pase lo que pase.

No tiene muchos gustos, únicamente sentir el viento en la cara y que la gente sea tranquilita pues el alboroto no va con ella. Otro dato curioso sobre Fianna es que cuando está sola o curando, tiene la costumbre de murmurar cosas en Islandés, su idioma natal, por lo que no se le suele entender mientras sana.

Sinópsis Editar

Fiannavy

Fianna Yggdrasil

Nacida en Islandia, en el año 1950, fue una niña huérfana desde el comienzo de su vida pues fue abandonada por sus padres, al parecer por sus inusuales cabellos blancos como la nieve que por las creencias del pueblo en el que vivían era signo de mala suerte. Criada en un orfanato hasta los 13 años, durante los cuales tuvo una vida no muy buena precisamente pues Fianna tuvo la desgracia de caer en el peor orfanato de Islandia ya que aquel era considerado uno bastante malo.

Mal recibida fue, maltratada fue, y mal expulsada fue, su vida humana se podía resumir en que fué un completo fracaso, no hablaba nunca por lo que la gente creía que era muda y le daba limosnas, aunque los supersticiosos la golpeaban. Sin embargo su carácter oculto no cambió, ella trataba de ayudar a los que podía como por ejemplo a los niños que se perdían en la montaña donde vivía Fianna. Finalmente tras un tiempo allí sin comida pasó lo inevitable y murió congelada en una ventisca que se levantó.

Su alma vagó por aquella montaña durante varios años hasta que un día le dió por bajar a la ciudad donde, tras presenciar un ataque hollow sin inmutarse siquiera, el shinigami que derrotó a ese hollow le hizo el entierro de almas y la llevó al Rukongai. Por una grandísima suerte, acabó en el Rukongai 1, el menos peligroso de todos y donde hizo lo más parecido que tuvo a una familia, de hecho ellos mismos la convencieron para que se hiciera shinigami al ver su poder espiritual y su devoción por ayudar a la gente.

Haciendo caso a las recomendaciones de aquella gente, Fianna se dirigió al Seireitei, ingresando rápidamente en la academia de Shinigamis y, tras todo aquel trabajo duro, logró ingresar en el Escuadrón destinado a ayudar y a la sanación, el Cuarto Escuadrón de Protección.