FANDOM


Hirako para espada

Hirako Corvinus como arrancar.

IntroducciónEditar

Hirako Corvinus es un arrancar y unos de los actuales Guardianes de Las Noches.

AparienciaEditar

Hirako tiene una estatura de 1,90 metros y es bastante delgado aunque marcado, sus ojos sus negros aunque la máscara que se los cubre hace imposible vérselos, el pelo es predominantemente morado con algunas mechas de color negro y blanco, su máscara cubre sus ojos y frente creando unos pequeños cuernos y alrededor del cuello otra protuberancia ósea se lo cubre en forma de mandíbula dentada. Su agujero hollow se encuentra en el pectoral izquierdo allí donde tendría que estar su corazón. En cuanto a sus rojas, Hirako viste un traje similar al uniforme arrancar, predomina el blanco con algunos pequeños detalles en negro, el uniforme consta de una chaqueta ceñida y unos pantalones abombados, calza unas botas altas doradas y a la espalda lleva una gabardina blanca a modo de capa.

PersonalidadEditar

Hirako es un ser lleno de odio hacia los humanos y por extensión a los shinigamis, culpa a estos de no haber impedido que lo hayan convertido en hollow. A pesar de su ira y odio, Hirako es calmado y rara vez pierde los nervios. Además casi siempre está dispuesto a aliarse con sus compañeros hollow por lo que no se muestra hostil a priori. En cuanto a otras razas, su actitud es muy variada y suele obrar por instinto.

SinópsisEditar

1290428818

Hirako Corvinus

Hirako nació un día de febrero de 1988 en una ciudad gallega, desde muy pequeño su pasión fue la electrónica, con solo 15 años ya había construido él solo un robot.

Años más tarde empezó a estudiar ingeniería electrónica, su intención era especializarse en robótica, pero por circunstancias de la vida se vio obligado a aceptar un empleo de poca monta en una refinería de la ciudad, su día a día era muy aburrido y Hirako no tenía esperanzas de mejorar su situación.

.........

Corría el año 2008 y era invierno, uno de los más duros de los últimos años. Hirako se encontraba trabajando en la refinería, estaba haciendo el turno de noche y tenía un sueño espantoso, como cada vez que le tocaba el turno nocturno. Aprovechando que no había nadie decidió echar una cabezadita, además así el tiempo le pasaría más rápido.

Tras 20 minutos Hirako se despertó sobresaltado debido a un fuerte ruido que lo estremeció, provenía de lo alto de una torre de refinamiento, por lo que Hirako subió para echar un vistazo, quizás fuera una fuga de fuel y debía de avisar de ello para que lo repararan. Tras subir por la escalerilla hasta lo alto de la torre allí arriba parecía no haber nada y desde lo alto de la torre echó un vistazo hacia abajo. Tampoco se veía nada extraño abajo y derrepente escuchó un sonido de ultratumba, en ese momento la plataforma donde se encontraba Hirako cedió debido al peso de un hollow y fu

e cuando Hirako se precipitó al suelo mientras arriba divisaba a la criatura culpable de su suerte, un sonriente hollow que una vez Hirako se hallaba muerto se abalanzó sobre él, devorando su alma.

Instantes más tarde apareció en un vasto y arenoso desierto donde pudo comprobar que reinaba la noche perpetua. Apreció un drástico cambio en su apariencia, ya no era humana, ahora se parecía más a aquel ser que le dio muerte. Hirako paso semanas vagando por el desierto sintiendo un vacio en su interior, cada vez se estaba debilitando más y solo se sintió mejor tras devorar a otro hollow que intentó matarle, en aquel instante comprendió que si quería sobrevivir tenía que continuar con esta extraña dieta. En un principio Hirako solo se alimentaba lo escrictamente necesario, pero su fuerza crecía con cada alma que devoraba por lo que comenzó a alimentarse por puro afán de superación, a las pocas semanas se convirtió en Gillian

Animathepretorianbywenm

Resurrección de Hirako Corvinus

y comprendió que ahora su metamorfosis no tenía vuelta atrás, si no quería quedarse en esa forma para siempre debería de avanzar. Siguió devorando más almas tanto humanas como hollow y logró desarrollar un poder que nunca antes había sentido, una transformación hizo que Hirako pudiera manipular un ácido que él mismo fabricaba lo que le facilitó las cosas a la hora de luchar contra sus enemigos. Siguió su marcha por el difícil camino de la evolución que lo llevaría a enfrentarse a hollows que lo llevarían al límite, esa constante lucha y el extraño poder de la zampakutoh de Set Nezar, Amo de Las Noches, hizo posible su evolución a adjucha.

Tras largos años de continua lucha, enfrentamientos, alianzas y entrenamientos Hirako pudo obtener la supremacía, el esfuerzo, el afán de superación y el haber devorado incontables almas en todo ese tiempo lo convirtieron al fin en lo que más deseaba, un Vasto Lorde, o como otros llamaban Rey Enorme”.