FANDOM


Mangacharacter

Nihon Shoki, Ryoka Aprendiz

Introducción Editar

Nihon Shoki es un Ryoka Aprendiz en el ejército de Yureng von Hauser.

Apariencia Editar

Tiene el color del pelo tan negro que el carbón. Su pelo tiende siempre a ser largo, pero el casi todos los meses se lo corta para que sea corto y no le moleste. Sus ojos son inusuales a los de la propia gente, el no los tenía ni marrones, ni azules, ni verdes, el los tenía de color rojo, parecían como si estuvieran tintados de sangre. Tiene una pequeña cicatriz que tiene entre los 2 ojos, arriba de la nariz, era algo que no le gustaba tener. Siempre iba vestido con una camiseta y pantalones negros. Acompañado de una gabardina, que en la parte de arriba tenía un reloj. Cuando tiene una lucha muy difícil o por algún evento importante para él, se quita la gabardina y la camiseta, enseñando su tatuaje que tenía, que era un dragón negro.

Personalidad Editar

Hace lo que puede para salirse con la suya. Vive sólo para sí mismo, tan simple como eso. No derrama lágrimas por aquellos que mata, ya sea por dinero, deporte o conveniencia. No siente amor por el orden ni tampoco por la obediencia a las leyes, tradiciones, o códigos que le permitan ser mejor o más noble. Por el otro lado, tampoco tiene la naturaleza incansable o el amor al conflicto, sigue al mal como un ideal, realizándolo por su propio bien.

Sinópsis Editar

Avatarlt

Nihon Shoki

Esta historia empieza con el nacimiento de un bebe, no un bebe cualquiera, sino del nacimiento del bebe más extraño que un doctor se podría encontrar. Cuando el doctor estaba sacando a ese bebe del vientre de su madre. Cuando fue a inspeccionarlo se fijó como sus ojos no eran de un color común, si no de un color rojo. La primera vez que los vio se pensó que tuvo un derrame dentro del ojo, pero recapacitó y recordó que eso no podía pasar. Pero después se fijo de otra cosa, insólita para él. En su espalda estaba el dibujo de un dragón negro, como si eso fuese un tatuaje. Cuando fue entregado a su madre, esta lo miró con un poco de despreció, para ella pensaba como si fuese el diablo.

Paso unos 15 años desde el nacimiento de ese bebe, su nombre era Shoki. Sus padres siempre lo trataban como si fuera un despojo para ellos. Shoki siempre se encerraba en su habitación pensando el porqué sus padres se comportaban así con él. Y poco a poco pasó de ser una persona amable y comprensiva a un ser malvado que hacía lo que le venía en gana. Un día cuando su madre le dijo que saliera de su habitación y que saliera a la calle con los demás niños de su edad este la repudió y pasó de ella totalmente. Pero a él si le convenía salir, así que eso fue lo que hizo. Una vez en la calle, veía a varios niños de su misma edad a jugar juegos que para él eran vulgares, así que cogió una vara y se fue hacía a ellos para que dejarán de jugar y se fueran de esa calle. Pasaron los días y los niños cada vez no frecuentaban esa calle, hasta que se chocó con un ser que era desconocido para él. Tenía forma humana, pero tenía una máscara como si estuviera hecha de huesos y que cada vez que encontraba a otra persona la mataba como si fuese a comérselo. Pero pasó algo que fue lioso para él, ese ser que parecía que el solo lo veía se choco con él y paso de largo. Y tras ese choque algo cambió en su ser.

Pasaron los años hasta tener Shoki la edad de 18 años. Su personalidad se había vuelto más cerrada, más oscura. Ahora en vez de encerrarse en su habitación como hacía de joven, ahora se iba al sótano, pero no para estar allí sin hacer nada, sino que estaba experimentando. Algo de dentro de su interior le llamaba a voces, pero él nunca sabía cómo responder a su llamada. Pero hubo un cambio que el si observo, era que ahora podía ver “fantasmas”, podía observar como unos monstruos se comían a la gente que aparentemente estaban muertos y el disfrutaba con ello. Así que una vez se fue hacía el sótano intentando realizar un reloj que le marcase a donde se encontraban esos monstruos pero nunca le salía, no sabía lo que fallaba. Así que paso un tiempo observando la actitud de ellos para poder así intentar adivinar cómo eran, porque se alimentaban etc… Pero los padres de él lo tomaban por loco, porque se iba al sótano para realizar cosas que ellos no entendían y que se quedaba mirando hacía el vacio cuando estaba en la calle, así que intentaron llevarlo a un psiquiátrico, pero él se dio cuenta de lo que iban a hacer y desde su interior llamó inconscientemente a aquel ser que estaba dentro de él, y mató a sus padres a sangre fría quedándose solo en su casa.